Que Bella Rubia (Lázaro nº 1) por Lamb Books

November 20, 2018

Que Bella Rubia (Lázaro nº 1) por Lamb Books

Titulo del libro: Que Bella Rubia (Lázaro nº 1)

Autor: Lamb Books

Número de páginas: 128 páginas

Fecha de lanzamiento: November 5, 2014

Editor: Lamb Books

Descargar Leer on-line

Lamb Books con Que Bella Rubia (Lázaro nº 1)

Que Bella Rubia (Lázaro nº 1) por Lamb Books fue vendido por EUR 5,57 cada copia. El libro publicado por Lamb Books. Contiene 128 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

‘¡Dilo Simón!’ Pide Judas Iscariote. ‘Dado que tú es una persona de Judea como yo, dime: Esa bella rubia en la falda del romano, la que se levantó hace unos minutos, ¿no es ella la hermana de Lázaro de Betania?
‘No sé. He vuelto de entre los vivos hace muy poco tiempo y ella es una mujer joven ...'
‘No vas a decirme que no conoces a Lázaro de Betania, ¡espero! Sé muy bien que tú eres su amigo y que has estado allí también con el Maestro’.
¿Y si así fuera?
‘Y puesto que es así, yo digo que tú debes conocer también a la pecadora que es la hermana de Lázaro. ¡Incluso los muertos la conocen! La gente ha estado hablando de ella durante los últimos diez años. Empezó a ser descocada, tan pronto como llegó a la pubertad. ¡Pero por más de cuatro años! Tú debes ser consciente del escándalo, incluso si estabas en el "valle de los muertos". Toda Jerusalén hablaba de ella. Y Lázaro se encerró en Betania ... Él hizo lo correcto, después de todo. Nadie hubiera puesto un pie en su magnífica casa en Sión, donde ella también iba y venía. Quiero decir: nadie con una vida santa. En el país ... ¡bien! ... En cualquier caso, ella siempre está alrededor, pero nunca en casa ... Ella está, sin duda, en Magdala ahora ... Con un nuevo amor ... ¿Tú no me contestas? ¿Puedes darme la mentira?
‘No te estoy dando la mentira. Estoy en silencio’.
‘¡Entonces, es ella! ¡Tú la has reconocido, también’
‘Yo la vi cuando era una niña y era pura entonces. No la he visto de nuevo ahora ... Pero la reconocería. Aunque lasciva, ella es la viva imagen de su madre, una mujer santa’.
‘Bueno, entonces, ¿por qué estás en el punto de negar que ella es la hermana de tu amigo?’
‘Nos esforzamos siempre en ocultar nuestras llagas y las de las personas que amamos. Sobre todo cuando uno es honesto’.
Judas da una risa forzada.
‘Tienes toda la razón, Simón. Y tú eres honesto’, comenta Pedro.
‘¿Y la reconociste? ¡Tú por cierto va a Magdala para vender tu pescado y me pregunto cuántas veces la has visto! ... '
‘Hijo mío, tú debes saber que cuando te rompes la espalda después de un día de trabajo honesto, no estás interesado en las mujeres. Sólo se ama la cama honesta de su esposa’.
‘¡Eh! ¡A todo el mundo le gustan las cosas hermosas! Por lo menos, si no es por otra razón que las miras’.
‘¿Por qué? Para decir: ‘¿No es alimento para mi mesa?’ No, ciertamente no. He aprendido muchas cosas del lago y de mi trabajo y este es uno de ellos: un pez de agua dulce y agua calma no es apto para agua salada o un curso de agua turbulenta.
‘¿Qué quieres decir?’
‘Quiero decir que todo el mundo debe tener su lugar para evitar morir de mala muerte’.
¿La Magdalena te hizo sentir como si estuvieras muriendo?
‘No, soy duro. Pero dime: ¿No te sientes bien, tal vez?’
‘¿Yo? ?¡Oh! ¡Ni siquiera la miro! ... '
‘¡Tú eres un mentiroso! Estoy seguro de estabas consumido de envidia porque no estabas en el barco, para estar más cerca de ella ... hubieras estado incluso conmigo para estar más cerca ... Tanto es así, que me honras con tu conversación a causa de ella, después de tantos días de silencio’.
‘¿Yo? ¡Ella ni siquiera me has visto! ¡Ella siempre estaba mirando al Maestro! '
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¡Y él dice que no la estaba mirando! ¿Cómo puedes saber dónde ella estaba mirando si no la miras?