Osteopatía: investigación y práctica por Andrew Taylor Still

December 16, 2018

Osteopatía: investigación y práctica por Andrew Taylor Still

Titulo del libro: Osteopatía: investigación y práctica

Autor: Andrew Taylor Still

Número de páginas: 364 páginas

Fecha de lanzamiento: November 9, 2016

Editor: Obrapropia

Descargar Leer on-line

Andrew Taylor Still con Osteopatía: investigación y práctica

Osteopatía: investigación y práctica por Andrew Taylor Still fue vendido por EUR 18,99 cada copia. El libro publicado por Obrapropia. Contiene 364 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

¿Cuál era la anatomía de Andrew? ¿Era la misma que percibimos nosotros? ¿Era la misma que nos enseñan en la universidad? ¿La misma que ven los médicos y los fisioterapeutas? ¿Entendía igual su funcionamiento? ¿Qué partes eran importantes para él, y qué funciones cumplía cada una de ellas? Estas y muchas otras preguntas podríamos hacernos sobre la anatomía de Andrew. Porque si de algo puedo estar seguro cuando leemos sus escritos, es que tenía una visión de la anatomía y el funcionamiento del cuerpo que era solo "suya", que la veía y la entendía "como la entendería un mecánico", un fontanero, un electricista…, etc., y esa comprensión, era uno de sus fulcros más importantes cuando actuaba frente a la enfermedad. Como osteópatas necesitamos volver a ese nivel de comprensión de la estructura del cuerpo humano, dejar de lado la visión del médico y la medicina del porqué de la enfermedad, dejar de lado por un momento sus complicados nombres, que no consiguen otra cosa que desviarnos, despistarnos de cuál es la misión del osteópata cuando trabaja el cuerpo con sus manos. Luego, una vez conseguido eso, hemos hecho un "cambio" en nuestra mente, hemos aprendido a "pensar osteopatía", y es entonces, cuando podemos aceptar o no el nombre que le puso la medicina con sus infinitas variantes, pero no nos desviemos de nuestro concepto sin el cual, nos ahogamos en el mar de la medicina actual, que solo analiza efectos y les da unos nombres cada vez más complicados.