11281, la mujer que amaba las flores: La historia de Lili y Werner Kreidl por Hugo Azpiazu Badell

December 18, 2018

11281, la mujer que amaba las flores: La historia de Lili y Werner Kreidl por Hugo Azpiazu Badell

Titulo del libro: 11281, la mujer que amaba las flores: La historia de Lili y Werner Kreidl

Autor: Hugo Azpiazu Badell

Fecha de lanzamiento: May 30, 2018

Descargar Leer on-line

Hugo Azpiazu Badell con 11281, la mujer que amaba las flores: La historia de Lili y Werner Kreidl

11281, la mujer que amaba las flores: La historia de Lili y Werner Kreidl por Hugo Azpiazu Badell fue vendido por EUR 2,99 cada copia.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

El día siguiente a La noche de los cristales rotos, Werner Kreidl, un ingeniero químico austriaco, se enamora locamente de «Lili», Helena Bluementhal, una mujer judía ortodoxa cuya pasión es la botánica.
Una tarde de 1939 se dirige al barrio judío para recogerla, pero no puede entrar debido a estar rodeado de camisas pardas y de soldados de las SS. Desde su posición puede ver cómo los habitantes son obligados a entrar en camiones después de ser insultados por ciudadanos que llevan en sus manos banderas y estandartes nazis. Su primo, Jürgen Schneider, un canon nibelungo que ocupa un puesto importante en la comisaría principal, le dice que están siendo deportados a dos campos de reeducación cercanos a la ciudad de Linz. Werner es acusado por la Gestapo de tener ascendencia semita, y consigue huir a Nueva York en donde comienza una búsqueda paranoica cuyo delirio director es el amor ciego que profesa por Lili.
Ignaz, su padre, pide un crédito al Wells Fargo y construyen un pequeño laboratorio en el que hacen sus dos primeros descubrimientos: un grupo de antisépticos y desinfectantes infalibles destinados a la esterilización de material quirúrgico y un método para producir resinas sintéticas a partir de elementos inorgánicos.
La guerra termina, y Werner, cansado de obtener resultados negativos, le pide a Isaac Goldberg, un hombre alcoholizado que tiene una oficina en la calle 47 y cuyo trabajo consiste en informar sobre el estado de los prisioneros desaparecidos en los campos de concentración, que le organice un viaje a Austria con el fin de corroborar el testimonio revelado por un ex prisionero de Mauthausen, y seguir personalmente alguna de las pistas que le puedan llevar hasta el paradero de Lili.
Werner vuelve a Nueva York desmoralizado y confuso. Ha podido comprobar el daño que la guerra ha causado en su Viena natal y la crueldad a la que han sido sometidos sus compatriotas judíos. Se siente culpable por no haber luchado contra los miembros del nacionalsocialismo, y responsable de la desaparición de Lili.
Una tarde, a pesar de su severo agnosticismo, visita la Catedral de San Patricio para hablar con un Dios en el que no cree. A partir de ese momento Werner comienza a recibir una serie de mensajes de origen desconocido que le van guiando hacia un improbable reencuentro con Lili.